Cali, primera ciudad de Colombia en implementar el modelo de “Cure Violence”

Fecha

viernes, febrero 15 2019

Lugar

Fundación Alvaralice

Cure Violence”, es una metodología para la prevención de violencia desde una perspectiva de la salud pública que define la violencia como un comportamiento aprendido que se puede prevenir por medio de una estrategia tridimensional:

1) Interrupción de la transmisión

2) Identificación y transformación de la mentalidad de los transmisores de mas alto riesgo

3) Cambio de las normas de grupo

Esta metodología fue creada en 1995 por el médico epidemiólogo, Gary Slutkin, exdirector de la Unidad de Intervención y Prevención de la Organización Internacional de la Salud (WHO)  y profesor de Epidemiología y Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública de la  Universidad de Illinois, Chicago.  La labor del Dr. Slutkin ha sido reconocida por múltiples organizaciones internacionales, entre ellas por ASOKA quien lo nominó como emprendedor social de Ashoka en el año 2009.

La organización Cure Violence es una ONG enfocada en enseñar, entrenar, investigar y evaluar, con un enfoque de salud pública, la prevención de la violencia.  Su metodología busca reducir los índices de violencia mediante cambios de normas, actitudes y comportamientos de los participantes en los barrios donde se intervienen a las personas generadoras de violencia. Este programa ha sido tan exitoso que ha conseguido ser financiado por organismos internacionales como USAID, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) El modelo se ha implementado exitosamente en 50 comunidades de Estados Unidos y también en países desde El Salvador, Honduras hasta Sur África, Iraq y Siria, logrando grandes resultados de reducción de violencia en las zonas en donde se ha implementado el proyecto. Para más información

La Fundación Alvaralice durante más de cinco años gestionó ante organismos internacionales recursos para implementar por primera vez el modelo de “Cure violence” en Colombia. Finalmente, en el mes de diciembre de 2016 se concretaron las negociaciones para la financiación de este proyecto y se logró crear una alianza con la Alcaldía de Cali para la implementación del proyecto. Se le dio inicio a este piloto a mediados del año 2017 en los barrios de Charco Azul y Comuneros I, seleccionados por ser territorios con altos índices de violencia, pandillas y fronteras invisibles. Además, se escogieron por ser zonas que nunca se habían intervenido.

En Cali, los participantes del programa decidieron cambiarle el nombre del proyecto de “Cure Violence” a “Abriendo Caminos” porque para ellos esta iniciativa significa “Abrir el camino a jóvenes que no saben hacia donde ir o qué hacer con su vida”.

Testimonio Beatriz Mosquera – Enlace del proyecto “Abriendo Caminos”

Uno de los logros más sobresalientes que ha tenido el proyecto hasta el momento en el barrio Charco Azul, ha sido la confianza y el reconocimiento de la comunidad por el trabajo realizado por los “voluntarios” que son las personas que previenen los conflictos en la zona logrando así la desaparición de las fronteras invisibles y la reducción de los homicidios en un 73% comparado entre el año 2017 y 2018.

Otro logro importante, es la labor que realizan los “enlaces” o “interruptores” – como les dicen en Cure Violence – quienes son las personas encargadas de trabajar con jóvenes de alto riesgo tratando de transformar sus vidas buscándoles nuevas oportunidades. Gracias a este proyecto, la Alcaldía de Santiago de Cali, la Subsecretaría TIO y la Secretaría de Paz han vinculado a 50 jóvenes de alto riesgo del programa para que hagan parte de Gestores de Paz y Cultura Ciudadana.

¿Sabias qué?

  • “Cure Violence” revoluciona la percepción y la reducción de la violencia al promover una perspectiva basada en la salud pública.
  • “Cure Violence estima que la violencia persiste a pesar de castigos externos o juicios morales. Para poder combatir efectivamente niveles elevados de violencia las normas sociales deben de ser transformadas.”
  • “Cure Violence” ha sido tan exitoso que se ha implementado en 50 comunidades en Estados Unidos y también en 12 países entre ellos; Canadá, México, Syria, El Salvador, Colombia, entre otros.
  • Las ciudades y organizaciones que han implementado el modelo de “Cure Violence” regularmente vivenciando reducciones de violencia en el primer año entre un 40-70% así como reducciones mucho más elevadas en los años siguientes.

SUSCRIBETE A LAS NOVEDADESRecibe las notificaciones en tu correo