La Fundación

Noticias

Liderazgos que crean y creen en Cali

Fecha

martes, marzo 22 2022

Lugar

Fundación Alvaralice

Por: Alejandro Tobón B.

Rector Colegio Freinet

Este es el momento propicio de hacernos las preguntas fundamentales del desarrollo social, aquellas que parecen tener respuestas obvias pero que, en el momento de la reflexión profunda, parecen caer en el más común de los discursos. Necesitamos un cambio, pero ¿por qué lo necesitamos? o mejor aún, ¿cuál es el cambio que necesitamos?

La democracia nos permite reformular este compendio de preguntas cada cuatro años, y genera un debate público en torno a las necesidades sociales y las acciones por emprender. Pero más allá de estos principios e ideales, se requieren reflexiones atemporales, más allá de tendencias y con capacidad de perdurar en el tiempo. Esta es la pregunta por el pasado y el futuro de nuestra ciudad, es la pregunta entorno a aquellos liderazgos que la transforman.

Participar en la realización del Premio Cívico por una Ciudad Mejor nos ha permitido comprender los esfuerzos de muchas personas por lograr esas transformaciones de ciudad que van más allá de cualquier necesidad de reconocimiento. Ha sido posible identificar y visibilizar verdaderos liderazgos, aquellos que trabajan con pasión por mejorar la vida de las personas y lo hacen por la convicción de que cada acto solidario, cada momento creado para mejorar las condiciones de vida de una comunidad, es una verdadera y profunda transformación.

En cada una de las versiones del premio se han sumado cientos de iniciativas que demuestran el verdadero trabajo hacia el cambio, orientando acciones de comunidad, transformaciones en el día a día y en la generación de capacidades en cada beneficiario. Todos estos liderazgos demuestran que las transformaciones de ciudad son la suma de saberes que se configuran en un todo, una dinámica viva y constante, un movimiento con visión de futuro, que no ha requerido de grandes discursos o plataformas que soporten el impulso y deseo de trabajar por las personas.

Los procesos de transformación e impacto social se caracterizan por habilidades de liderazgo no solo en la orientación o movilización de comunidades, sino también de la claridad y conocimientos que permiten la proyección transparente y precisa de los procesos a intervenir. Estas transformaciones se logran partiendo de la comprensión y definición precisa de las problemáticas que se desean transformar. Esto con el ánimo de no caer en simplificaciones del discurso que se limiten a la redundancia de discursos replicados.

Una vez se conocen las problemáticas y se han definido de forma clara y concisa, es necesario comprender el alcance y los límites de la capacidad de acción de la iniciativa, de manera que se defina el tipo de transformación. Es decir, se requiere comprender el cómo y hasta donde se realiza un proceso. La comprensión del tipo de intervenciones es clave para lograr procesos coherentes, y con capacidad de ser sostenibles y replicables. Estos dos últimos aspectos, son requisito para una intervención perdurable, en la que se definen los métodos para que la iniciativa logre ir más allá de implementación base e impacte a otros escenarios de la ciudad.

Por último, hay un aspecto fundamental en el éxito de iniciativas que logran generar transformaciones de ciudad, como lo es la ética del impacto social. La pregunta fundamental en estas líneas ha sido precisamente aquella relacionada sobre la necesidad del cambio. Tener la capacidad de generar transformaciones trae consigo una alta responsabilidad de los líderes, de comprender las necesidades reales de sus entornos, entendiendo que cualquier trasformación impacta a diferentes personas con pensamientos diferentes y códigos de valores diversos. En este sentido, la capacidad de transformación ciudadana requiere una reflexión profunda e incluyente, orientada hacia la equidad de las poblaciones y realidades, de manera que una transformación esté pensada en crear una comunidad basada en la posibilidad de participación y palabra.

Cualquier reflexión hacia el cambio requiere visiones de liderazgo, y este es un liderazgo transformador, que actúa desde el ejemplo, sostenible y replicable y con la entera convicción de sustentarse sobre la ética. Estas son las realidades que se evidencian en los participantes del Premio Cívico, un grupo de personas familiarizadas con las necesidades de innovación, de cambio y transformación responsable.

Es por esto que desde el Colegio Freinet, como todos los aliados del Premio Cívico, estamos convencidos de las bondades de este espacio. Porque reconoce el trabajo de quienes están creando futuro y cambiando el mundo una sonrisa a la vez. El liderazgo es una perspectiva que genera intenciones y cultiva visión, y el conjunto de estos liderazgos permitirá cosechar una Cali llena de oportunidades y generaciones de ciudadanos con anhelos de seguir.

Le apostamos al Premio Cívico porque creemos en los liderazgos que transforman ciudad. Y nuestra ciudad se transforma al ritmo de los liderazgos que crean y creen en Cali.

SUSCRIBETE A LAS NOVEDADESRecibe las notificaciones en tu correo