La Fundación

Noticias

Presidente, es momento de escuchar a su gente por Juan Oney – Participante de Abriendo Caminos

Fecha

martes, junio 15 2021

Lugar

Fundación Alvaralice

Mi nombre es Juan Oney, tengo 23 años y soy voluntario del proyecto “Abriendo Caminos” de la Fundación Alvaralice. Me gusta apoyar los procesos sociales del barrio Comuneros que buscan ayudar a la comunidad. Soy un joven emprendedor con muchas aspiraciones, me gusta mucho aprender y estudiar para lograr tener un mejor futuro.

Presidente, es momento de escuchar a su gente

El anuncio de una nueva reforma tributaria en medio de la actual contingencia sanitaria por el Covid-19, provocó que desde el pasado 28 de abril, miles de colombianos saliéramos a las calles a nivel nacional e internacional para hacer sentir nuestra voz de protesta en busca de una transformación que pide a gritos el país.  Con las peticiones que hacemos al Gobierno Nacional no buscamos que se cree una nueva constitución, sino que se cumpla lo que está escrita en la actual carta magna. Nuestra lucha es contra la corrupción y la brecha de desigualdad que cada día es más latente en Colombia, donde los ricos aprovechan la permisividad del Estado para aumentar su fortuna, mientras la clase baja y media cada vez es más golpeada y azotada por los impuestos y la crisis socioeconómica.

Para cambiar esta realidad, sueño con un país donde los recursos públicos se destinen realmente a las necesidades del pueblo. Sueño con un país donde los jóvenes de mi barrio no vean sus sueños de ser deportistas, ingenieros, arquitectos o abogados frustrados por falta de oportunidades o dinero para poder cumplirlos.

Este paro nacional es en busca de una educación digna y de calidad, donde los jóvenes tengamos la posibilidad de acceder a una educación gratuita y no tener que decidir entre trabajar para ayudar con las necesidades que aprietan en el hogar o continuar y finalizar nuestros estudios. Sueño con una Colombia de mejores oportunidades en el mercado laboral, donde ser bachiller no represente un impedimento para conseguir empleo y donde los jóvenes puedan demostrar su talento después de finalizar sus estudios. Este paro también es para solicitar una atención en salud de calidad, que las personas no tengan que morir esperando algún medicamento porque la EPS no se los facilita.

Marcho por los hombres y mujeres que están desaparecidas, marcho por todas las personas a quienes les arrebataron su vida por salir a marchar y a luchar por un país mejor para sus hijos. Marcho por todas las víctimas de desplazamiento forzado a causa del conflicto armado. Marcho por las personas que se tienen que acostar sin comer porque no tienen ni una moneda para saciar su hambre. Marcho por las comunidades olvidadas por el Estado. Marcho porque no quiero volver a ver a ningún joven cambiar el lápiz o los guayos de fútbol por un arma de fuego. Marcho por nosotros y por el futuro de las nuevas generaciones. ¡Marcho para avanzar como sociedad!

SUSCRIBETE A LAS NOVEDADESRecibe las notificaciones en tu correo